Salud Veterinaria

Lo mejor para tus mascotas

¿Es buena idea coger un perro grande?

Las razas de perro grandes son conocidas por ser nobles, alegres y sociables, pero tener un perro grande como un Gran Danés o un San Bernardo, requiere de mucha consideración previa. Siempre hay que tener en cuenta los puntos negativos que un perro puede conllevar.

Hay que hacerse muchas preguntas para saber si estás en condiciones de tener un perro tan grande en casa, que no es lo mismo que uno pequeño como un chihuahua o un westy.

¿Es buena idea coger un perro grande?

¿Es tu casa lo suficientemente grande para tener una raza de perro grande?

Si vives en un piso pequeño o un apartamento, puede que no tengas el espacio suficiente para que el perro deambule de un lado a otro sin tirar nada con un movimiento de su cola. También es importante disponer de un jardín o una terraza al aire libre para que el perro pueda correr.

¿Estás lo suficientemente fuerte físicamente para poder cuidar de un perro de estas características?

Las razas de perros grandes suelen tener mucha fuerza, y si echan a correr hacia adelante, ¿serás capaz de detenerlo sin que te arrastre en el intento?

Si tienes niños pequeños en casa o personas mayores, tener un perro grande y fuerte podría ser una mala idea, pues si se sube encima de ellos, puede haber peligro de que se caigan.

Tristemente, algunas razas grandes tienen una esperanza de vida más corta que sus homólogos más pequeños debido a su tamaño, pero aunque no es para desanimarte, es algo que hay que considerar.

Todos los perros echan babas en mayor o menos medida, pero las razas más grandes, como los Mastines y los San Bernardos son conocidas por ser bastante babosos. Puede que tengas que poner una funda a tus muebles al llevarlo a casa.

También son perros que suelen tener mucho pelo, y que todo el día tiran un montón de pelos. Al final, toda tu casa se llena de pelos del perro y las marañas de pelo campan a sus anchas.

Este no es un post para disuadirte de comprar un perro grande, simplemente es un consejo para que te informes antes de hacerlo, porque muchas veces vemos sólo lo positivo, y no te esperas que vaya a ser así. Después llegan los abandonos, y no queremos que eso ocurra.

Pregunta a los dueños de esas razas grandes cómo es su comportamiento, y cuales son sus desventajas para obtener más información.