Salud Veterinaria

Lo mejor para tus mascotas

Cómo evitar que un perro ladre

Asúmelo, los perros ladran y el nuestro también lo hará, es más, ladrará en ocasiones en las que no quieres que lo haga, sin embargo, podemos educar a nuestro amigo para que nos obedezca cuando le digamos que no ladre.

¿Por qué ladran los perros?

Cómo evitar que un perro ladre

El ladrido es la forma que tienen los perros de comunicar algo, ya sea que se sienten solos, que quieren que los saques a dar un paseo, que han notado la presencia de algo extraño, etc…

A veces ladran más de lo que nos gustaría y el problema puede estar asociado a que no sacamos a nuestro perro a la calle tantas veces como deberíamos, problemas comunes son la falta de socialización por parte del animal, la falta de ejercicio, la ansiedad.

¿Estás sacando a pasear a tu perro lo suficiente? Como mínimo se recomienda sacar a pasear a nuestro perro al menos tres veces al día, si no puedes encargarte tú ni ningún otro familiar, recuerda que en las ciudades suele haber gente que se dedica a pasear a perros.

Qué NO debemos hacer para evitar que nuestro perro ladre

  • Nunca debes usar la violencia, ni los famosos collares antiladridos, es un gran error hacer uso de estos dispositivos.
  • No grites a tu perro para que se calle, es un error muy común. Si tu perro ladra y tú le gritas, éste entenderá que le estás animando para que siga ladrando.
  • No premies el ladrido, prémialo cuando deje de ladrar. Si detectas una situación en la que tu perro estaría ladrando y sin embargo está callado, es el momento de felicitarlo por la buena conducta.
  • No castigues el ladrido, es su forma de comunicarse o de dar alarma cuando cree que algo va mal.
  • No toques a tu perro cuando ladre, estarás reforzando el ladrido, ya que para él las caricias son premios.

Consigue que tu perro te obedezca

En primer lugar debes enseñarle los comandos de voz que quieres que asocie al ladrido, por ejemplo “Ladra”. Cada vez que tu perro esté ladrando di en un tono firme, pero sin gritar “Ladra”, de este modo conseguiremos que asocie la palabra a la acción que está realizando.

Debes establecer también un comando de voz para aplicar en el momento en el que el perro deja de ladrar, por ejemplo “Calla”, dilo también en un tono firme y sin gritar.

Cuando tu perro comience a ladrar dirás “Ladra” y cuando se canse y deje de ladrar, dirás “Calla”, deberás estar atento y ejecutar los comandos de voz siempre que puedas.

Este será el entrenamiento que debes realizar, cuando pase un tiempo, generalmente unas cuantas semanas, tu perro asociará perfectamente los comandos de voz a las acciones, de modo que cuando digas “Ladra”, ladrará y cuando digas “Calla” dejará de ladrar.

Es un entrenamiento que requerirá de mucha paciencia y constancia por tu parte, pero el resultado suele ser muy satisfactorio, aunque no debes desesperarte si tarda más tiempo del que esperas en aprenderlo, hay perros a los que les cuesta más, no es un ejercicio fácil para ellos.